blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Descubrir

Lo que necesitas saber del kéfir y cómo hacerlo en casa

Escrito por Veronica L

Cada día que pasa nos enteramos de nuevos alimentos o bebidas que dan beneficios a nuestra salud que desconocíamos. La quinoa, las semillas de lino o la chía son algunos, a los que se le suma el kéfir. Se trata de una estructura gelatinosa polisacárida que se utiliza para hacer leche, té o agua. Tiene distintos usos y muchos beneficios, entre ellos, conservar el equilibrio de las bacterias que habitan en el intestino. Desde ShBarcelona sabemos de la importancia del cuidado de la salud, que incluye cuerpo y alma, y, por eso, te contamos todo sobre el Kéfir y cómo hacerlo en casa.

Artículo relacionado: Crudiveganismo en Barcelona

¿Qué es el Kéfir?

Foto de a.barys vía VisualHunt

Cuando hablamos de kéfir, hablamos de un hongo granulado, de forma y color similar al Coliflor, que tiene una consistencia elástica y gelatinosa. Allí conviven muchos microorganismos, entre ellos, el Lactobacilus Acidophilus que, al fermentarlos junto con las levaduras, produce una doble acción: ácido-láctica y alcohólica. Esto es lo que posibilita que el kéfir, en cualquier forma que se ingiera, no se deteriore cuando llegue al intestino y que su acción sea la de depurar y restablecer el equilibrio de la flora intestinal. Acerca de su origen, no se sabe exactamente con exacta precisión, aunque se afirma que proviene de la región del Cáucaso y que su etimología es turca; siendo «keif»: sentirse bien. Según se sabe, desde hace muchos siglos, los habitantes de las montañas situadas entre Europa del Este y Asia Occidental, lo utilizan como fuente de longevidad. Los pastores almacenaban la leche en vasijas de madera para evitar su desperdicio, pues no tenía como refrigerarla.

Así empezaron a descubrir que en las paredes de los recipientes se formaban granos con los que se fermentaba la leche y se creaba un resultante digestivo muy beneficioso. Por más que en algunos sitios se conoce desde hace pocos años, la realidad es que el kéfir es uno de los lácteos más antiguos que ha sido mencionado, incluso, en los relatos de Marco Polo como los granos que combatían a la tuberculosis.

Tipos de Kéfir

Foto de Stephen G Pearson vía VisualHunt

Se le llama kéfir, tanto a la estructura granulada, como a las bebidas que se obtienen de él. Entonces, existen distintos tipos de bebida: de leche, de agua y de té. El más conocido es el primero. La realidad es que los tres tienen los mismos organismos (cerca de 30) en simbiosis adecuados a distintos medios. Aunque hay quienes afirman que el de agua es mejor que el de leche, no podemos confirmar que así sea. Todos conservan casi el mismo valor nutricional aportando minerales como calcio, magnesio y fósforo, vitaminas del tipo B y K, aminoácidos como el triptófano y proteínas.

Propiedades y beneficios del kéfir

Para empezar ya sabemos que el kéfir es digestivo, equilibrante de la flora intestinal y depurativo. Junto con estas acciones, es muy bueno para quienes sufren estreñimiento y diarrea. Es perfectamente apto para personas intolerantes a la lactosa y estimula el sistema inmunológico, por eso se da a niños desde el primer año de vida en adelante. Su propiedad antibacteriana y antifúngica hace que sea efectivo contra la Salmonella, la Escherichia Colli y el Helicobacter Pylori, entre otras infecciones.

Es utilizado para mejorar el estilo de vida de quienes padecen de osteoporosis por ser una fuente rica en calcio y vitamina K2, pues retrasa el desarrollo de esta afección y aumenta la densidad ósea. Sucede algo similar con el cáncer. Según algunas fuentes, el kéfir actúa ayudando a reducir los compuestos cancerígenos y ayuda a detener el crecimiento de tumores. También es recomendado si se sufre de problemas de las vías respiratorias, como ser asma y alergias.

Artículo relacionado: Tiendas de productos naturales en Barcelona

¿Cómo preparar kéfir en casa?

Foto de anjuli_ayer vía VisualHunt

Hacer Kéfir en casa es muy sencillo. Necesitarás los granos y luego, dependiendo del medio que quieras utilizar, los otros ingredientes. Si es con leche, deberás tener leche entera fresca que no esté a más de 35º, un envase de vidrio que cierre bien y un colador. Una vez con esto, pones una cucharada sopera de los nódulos de Kéfir en un cuarto de litro de leche en un recipiente grande para que cuando fermente pueda liberar bien los gases (o 3 cucharadas para 1 litro). Lo dejas en un sitio oscuro y luego los cuelas. El tiempo depende de la consistencia que prefieras. Con unas 12 horas será la leche clásica que todos conocemos, con 24 horas será más bien un yogur. Con ese proceso ya tienes la leche de kéfir. Esos mismos granos pueden volver a ser utilizados y a medida que crezca su estructura también crecerá la cantidad de leche resultante. Si lo quieres más espeso puedes agregarle más granos o viceversa si te gusta más líquido.

Si los quieres hacer con agua, debes introducirlos en ella y puedes agregar dos cucharadas de azúcar, una ciruela, higo seco o alguna fruta para darle gusto. El proceso es el mismo que con la leche. Una vez que ya tengas el agua de kéfir, le extraes la ciruela o el higo y puedes exprimirle un poco de jugo de limón. Recuerda lavar el kéfir granulado cada tres días. Otra opción es el kéfir de té que se elabora de la misma manera solo que con té en vez de agua.

Cualquiera de estos productos finales podrán ser guardados en la nevera por 15 días. Además, una vez que tengas la leche, por ejemplo, puedes hacer quesos y utilizarlo para distintos fines en tus comidas.

Conseguir kéfir en Barcelona

Foto vía La.Catholique en VisualHunt

El kéfir ya preparado puede encontrarse en casi todos los herbolarios y, embotellado, en distintos supermercados como Mercadona, Carrefour o Lidl. Por ejemplo, en Carrefour lo encontrarás en forma de yogur y podrás elegir entre el realizado con leche de cabra o de vaca. En las tiendas Veritas también se comercializa. Por otro lado, existe una comunidad llamada Kéfir España, sin ánimo de lucro, que propicia el intercambio gratuito y la donación de kéfir en toda la península. Y en internet podrás encontrar diversas páginas web en las que adquirir kéfir ya sea abonándolo o por intercambio.

¿Has probado el kéfir? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Lo que necesitas saber del kéfir y cómo hacerlo en casa
5 (100%) 1 vote[s]

Acerca del autor

Veronica L

Periodista argentina, residente de España desde 2016 y viajera del mundo desde 2007. Autora del blog https://veronicalamberti.wordpress.com/ y amante de la historia, la literatura y la filosofía.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.