blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Arte y cultura

Los templarios y lo que queda de ellos en la Barcelona moderna

iglesia templaria en Barcelona
Escrito por Laura C

Los templarios fueron los miembros de la orden militar más poderosa que jamás haya existido en la historia cristiana. Desde que fue fundada en el siglo XII, la Orden del Temple fue acumulando seguidores, poder y éxito a pasos vertiginosos a lo largo y ancho de la Europa Medieval. Su abrupta desaparición ha generado leyendas y misterios que han llegado hasta nuestros días. Si quieres saber cómo fue su paso por la Ciudad Condal, sigue leyendo. En este artículo de ShBarcelona te descubrimos los templarios y lo que queda de ellos en la Barcelona moderna.

Artículo relacionado: La religión en Cataluña

La Orden del Temple

Foto de Urbanol vía Visual Hunt

La Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón, más conocida como la Orden del Temple, fue fundada por nueve caballeros franceses liderados por Hugo de Payns tras el éxito obtenido en la Primera Cruzada (principios del siglo XII), con el propósito de proteger a los peregrinos que se dirigían hacia Tierra Santa. La Orden del Temple creció rápidamente en tamaño y poder, convirtiéndose en una de las más poderosas órdenes militares cristianas de la Edad Media. Su éxito y su poder están estrechamente vinculados a las cruzadas. Por ello, después de la pérdida de Tierra Santa, empezó una feroz persecución de sus miembros por parte de la realeza y del papado, cosa que llevó a la disolución de la orden en el siglo XIV.

Los templarios

Los templarios, o caballeros templarios, fueron los miembros de la Orden del Temple. Vestían un manto blanco con una cruz patada de color rojo, elemento distintivo de la orden. Instruidos en la guerra y en las técnicas militares, los templarios constituyeron una de las unidades mejor entrenadas de las que participaron en las cruzadas. En tan sólo dos siglos, ascendieron a lo más alto del poder  y se convirtieron en los miembros de una de las órdenes más poderosas del cristianismo, algo que incomodó al rey Felipe IV de Francia, quien mandó perseguirlos. A principios del siglo XIV, gran número de templarios fueron encarcelados, torturados y quemados en la hoguera. Su abrupta desaparición dio lugar a leyendas que han mantenido vivo el nombre de los templarios hasta nuestros días.

Articulo relacionado: Cuáles son los sitios históricos de Barcelona

Palacio Real Menor y la puerta de los templarios

Los templarios también fueron poderosos en la ciudad de Barcelona. En el año 1134, poco después de la creación de la orden, un ciudadano cedió una finca a la Orden del Temple. La finca era extensa y estaba edificada utilizando una de las torres de la muralla romana, la llamada torre Gallifa. En este lugar, los monjes guerreros edificaron el Palacio del Temple, constituido por numerosas residencias, la Capilla del Convento de los Caballeros Templarios y uno de los cuarteles generales que la orden tenía en el Mediterráneo. Cuando la Orden del Temple fue disuelta, en el siglo XIV, el Palacio del Temple se convirtió en el Palacio Real Menor, que fue definitivamente derruido a mediados del siglo XIX, con la urbanización de la Barcelona moderna.

Foto vía Pixabay

El Palacio del Temple (posterior Palacio Real Menor) ocupó el espacio que hay entre las actuales calles Avinyó, Comtessa de Sobradiel, Ataülf y Cervantes, en el barrio Gótico. En la actualidad, el único elemento que se conserva es la Capilla del Convento de los Caballeros Templarios, posterior Capilla Real y actual Iglesia de Nuestra Señora de la Vitoria, en la calle Ataülf número 4, a pocos metros de la calle Templers. A pesar de las remodelaciones que ha sufrido a lo largo de los siglos, la capilla conserva algunos elementos templarios, así como una inscripción en la puerta que reza ‘Domus Dei et Porta Caeli’, la casa de dios y puerta del cielo.

Otro elemento interesante es la puerta de los templarios, una puerta que cruzaba la muralla hacia el exterior de Barcelona y a través de la cual se accedía al Palacio del Temple. Esta puerta fue construida por el rey Jaime I, que había sido educado por los templarios, como recompensa por la ayuda que los caballeros le habían prestado en la conquista de los reinos de Mallorca, Valencia y el reino de Murcia. La puerta de los templarios aún hoy puede verse en la calle Timó. Se trata de una puerta tapiada situada en un callejón sin salida cerrado por una verja de hierro. Es habitual pasar por allí sin percatarse de su existencia. Si tienes suerte, encontrarás la verja abierta y podrás acercarte para contemplar sus casi mil años de historia.

* Foto destacada de Allormo vía Visual Hunt

Ahora ya conoces la historia de los templarios y lo que queda de ellos en la Barcelona moderna. ¡Busca sus vestigios en el barrio Gótico!

Los templarios y lo que queda de ellos en la Barcelona moderna
5 (100%) 2 votes

Sobre el autor

Laura C

Apasionada por la cultura y viajera obstinada. Laura Carreras es redactora, guía turística y buscavidas a partes iguales. Como redactora, ha colaborado en diversos medios digitales y revistas impresas.

Dejar un comentario