blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Relajarse

Cómo crear un jardín japonés en casa

Escrito por Veronica L

Los jardines japoneses son conocidos en todo el mundo por ser un espacio con abundante naturaleza, tranquilidad y equilibrio. En muchas de las grandes ciudades puedes encontrar uno, como por ejemplo en Buenos Aires, pero no es necesario viajar para ir en su búsqueda. Con paciencia y con ganas puedes crear uno en casa. No necesitarás muchos elementos y podrás tener tu espacio para meditar, descansar, estar en paz. Desde ShBarcelona te contamos qué es un jardín japonés y qué necesitas para hacer uno en casa.

Artículo relacionado: Aprende japonés en Barcelona

Qué es un jardín japonés

Foto vía PixaBay

Este tipo de jardín es conocido por la belleza natural y la tranquilidad que transmite. En Japón fue introducido desde la cultura china, en la Era Heian (794 a 1185 d.C.) y es un sitio más del hogar. Se encuentran en las casas privadas, en parques públicos y en templos budistas. Esta tradición nipona se creó como necesidad de estar en contacto constante con la naturaleza. Lo importante es que haya plantas, agua y rocas. Estos tres elementos son los protagonistas y con ellos se puede crear un lugar maravilloso, un pedacito de oriente en tu casa. El jardín japonés no es simétrico, por el contrario, es asimétrico y esa es una de sus claves. Hay líneas curvas, diagonales y espacios cambiantes. Todo se combina para romper con la rutina y encontrar un tiempo sin tiempo, un espacio grande y pequeño a la vez, un lugar dentro y fuera de uno mismo; el equilibrio.

Para la cultura japonesa este es también un espacio para realizar la tradicional ceremonia del té. Se recibe a un grupo de invitados y se prepara el té verde o matcha. En la tierra del Sol Naciente, este ritual, tiene diversos objetivos como hacer la vida cotidiana más agradable, vivir en armonía con los cambios de las estaciones, llegar a ser una persona de gusto refinado, llegar a ser una persona honesta y sin miedo, crear mejores relaciones humanas y tener buenas maneras o modales.

Qué necesitas para crear tu jardín japonés

Foto vía PixaBay

El elemento principal son las rocas que representan a las montañas o a las islas. La que más se utiliza se llama basalto y es de origen volcánico, pero no es la única opción. Lo más importante es que se represente con una piedra, situada en medio del jardín, el Monte Shumi que es la montaña del eje del mundo; que haya piedras rodeadas de agua que representan al Monte Horai; una isla y un puente de acceso o algo similar (aunque sea pequeño y simbólico); un espacio que se utilicé como casa de té o de meditación y plantas, en su preferencia arces, bambús, musgo, helechos y pino negro japonés, entre otros. Cada elemento es naturaleza. Ahí se halla la armonía.

El agua es una de las claves de todo jardín japonés. Simboliza la energía y su movimiento (aunque en los jardines zen no es necesaria, pues la arena cumple ese rol). Puedes hacer llegar agua corriente o colocar una fuente, pero es importante que el agua fluya. Balancear los elementos es la pauta para encontrar el equilibrio, así que ni mucho de esto ni poco de aquello. Puedes hacer formas con las piedras y con arena o grava. Como, por ejemplo, el símbolo del infinito que hará que la energía nunca se estanque. De eso se trata el jardín, de hacer fluir las energías y fluir con ellas.

Artículo relacionado: ¿Sabías que en Barcelona se celebra el nuevo año japonés?

Tipos de jardín japonés

Foto vía PixaBay

Existen cuatro tipos de jardines. El más conocido es el Jardín de Paseo, que se puede ver a distancia. Son senderos y se centran alrededor de un estanque y un puente que lo cruza. El Jardín de Té es el que suele conducir a una casa en donde se celebra la Ceremonia del Té, es ese camino rectilíneo que comunica la casa con otro jardín o sitio. El Jardín de Aposento, suele estar dentro de un espacio reducido y está diseñado para la observación visual. Y, por último, el Jardín de Contemplación. Se conocen como jardines zen, característicos de los templos budistas, con arena como elemento principal y son exclusivos para meditar. Como este es un jardín seco, la arena, cumple el rol del mar. Puedes hacer formas en ella y así imitar el fluir del agua y las energías.

¿Ya has hecho tu jardín japonés? Cuéntanos tu experiencia

Cómo crear un jardín japonés en casa
5 (100%) 3 vote[s]

Acerca del autor

Veronica L

Periodista argentina, residente de España desde 2016 y viajera del mundo desde 2007. Autora del blog https://veronicalamberti.wordpress.com/ y amante de la historia, la literatura y la filosofía.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.