blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Visitar

Visita el monasterio de Pedralbes

Escrito por Amaia

Aunque ahora está situado en la ciudad de Barcelona, antiguamente el Monasterio de Pedralbes ocupaba un terreno en las faldas de la montaña de Sant Pere Màrtir. Traspasar sus muros es retroceder en el tiempo y experimentar la quietud y la paz contemplativa de la vida monacal medieval. En ShBarcelona hemos indagado en sus orígenes y en su historia para acercártelo un poco más. No dejes de visitarlo, merece la pena.

Historia del monasterio de Pedralbes

Claustro del monasterio de Pedralbes

Foto de Turol Jones, un artista de cojones via Visual Hunt / CC BY-NC-ND

Fundado en 1327 por la Reina Elisenda de Montcada, mujer del Rey Jaume II, el Real Monasterio de Santa María de Pedralbes fue dedicado a la virgen María por petición del rey. De hecho, el convento ha acogido a monjas de la orden de las Hermanas Clarisas Pobres hasta hace relativamente poco, hasta el año 2004. Las monjas que vivían ahí eran principalmente las hijas o las viudas de la nobleza y de las familias locales acomodadas. Se les proporcionaba protección y refugio a cambio de que sus familias entregasen una dote generosa al monasterio.

En el momento de su fundación, el Monasterio de Pedralbes se localizaba fuera de las murallas de Barcelona, en el distrito de Sarrià. Contaba con la protección de la ciudad por orden de la reina, a través del Consell de Cent, el Consejo de los Cien, (el órgano gobernador de la ciudad en ese momento) que habían jurado protegerlo en tiempos de peligros. Su nombre viene de latín petras albas (piedras blancas), que era también el nombre de la cantera que estaba siendo explotada en una montaña cercana.

El monasterio perdió la protección de la ciudad de Barcelona después de la victoria de Felipe V en la Guerra de Sucesión española. Sufrió entonces un periodo de declive, hasta la llegada del movimiento Renaixença de finales del siglo XIX, que buscaba preserva la herencia cultural de Cataluña. Con la ayuda de la dote concedida por la hermana Eulària Anzizu, nieta del conde Eusebi Güell, el monasterio fue restaurado y recuperó su esplendor. Fue abierto parcialmente al público en 1949, y en 1975 un nuevo convento se construyó en lo que había sido el huerto principal, por lo que el antiguo se convirtió en museo y fue abierto al público en 1983.

Artículo relacionado: ¿Qué sabes del estilo gótico?

Visita el monasterio de Pedralbes

La estación de metro más cercana es Reina Elisenda (L-6). Puedes visitar gratis la impresionante iglesia gótica que hay junto al monasterio, y cuyo interior representa un fino ejemplo de arquitectura catalana gótica, conocido por su elegante simplicidad y dominio del espacio y de la luz. Aquí se encuentra también la tumba de la reina Elisenda, que ha sido representada con ropas y adornos propios de la realeza.

La entrada al monasterio vale 5 euros, o 3.50 para los que disfrutan de alguna concesión. Además, es gratis el primer domingo de cada mes y después de las tres de la tarde de cualquier domingo. Visita su página web para consultar las horas de apertura. Cuando entre en el claustro, tómese un momento para apreciar la calma que invade el sitio y la belleza simple de la arquitectura gótica. Es de hecho uno de los claustros góticos más grandes que quedan en el mundo hoy en día.

Artículo relacionado: Qué hacer en Sarrià 

Photo credit: FreeCat via Visual Hunt / CC BY

Foto de FreeCat via Visual Hunt / CC BY

Al lado de la capilla de Saint Michael encontrarás la monumental tumba de la Reina Elisenda. El magnífico sepulcro de mármol tiene dos lados. Uno de ellos mira hacia el claustro, y el otro es visible desde la iglesia. En el lado del claustro, la reina está representada con sus ropas de viuda, en riguroso contraste con su atuendo real de la otra cara.

Estas dos representaciones muestran las dos partes de su carácter: fue una reina muy poderosa y un miembro influyente de la familia real, que se recluyó los últimos años de su vida en la comunidad monacal, cumpliendo una estricta observancia religiosa.

A la derecha está la capilla de Saint Michael. En ella encontrarás una maravillosa serie de increíbles frescos pintados por Ferrer Bassa a mediados del siglo XIV. Los muros están decorados con escenas de la vida de Cristo y de la Crucifixión, así como de los placeres de la virgen.

Artículo relacionado: Revive la Barcelona medieval

El techo está tachonado con estrellas decorativas. La capilla debe su buena conservación a los diferentes usos que se han hecho de ella a través de los años. Hay una exposición permanente sobre la historia y la conservación de los frescos en el espacio destinado a las exposiciones temporales que hay al lado del refectorio.

¿Estás buscando un alojamiento en Barcelona? ShBarcelona te ayudará a encontrar uno adaptado a tus necesidades.

¡Nota este artículo!

Acerca del autor

Amaia

Amaia es una periodista de Pamplona, una pequeña ciudad del norte de España. Barcelona es una de sus ciudades favoritas en todo el mundo.

Leave a Comment