blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Los barrios de Barcelona

Rincones de Horta

barrios de barcelona
Escrito por Jorge Copano

El barrio de Horta es, tal vez, una de las pocas joyas ocultas que quedan en esta Barcelona hiperturística. Su posición privilegiada, alejada de los entornos más céntricos y conocidos de la ciudad, está permitiendo que su esencia y las características que lo hacen único sigan manteniéndose a través de las diferentes remodelaciones y modernizaciones del barrio. Su nombre se debe a la familia Orta, propietaria de los terrenos durante prácticamente 250 años desde 1036 hasta 1260. Fue un municipio independiente vehiculado en torno a la Iglesia de San Juan de Horta y al monasterio de San Jerónimo situado en el vecino Valle de Hebrón. En 1904 se produce hasta su anexión a Barcelona.

Es por eso que todavía conserva su propio casco histórico, su esencia propia de pueblo y su sabor tradicional. Entre las zonas a destacar y a visitar destacan tres que nos harán volver a sentirnos en un pueblo pequeño en la propia Barcelona. En este artículo de ShBarcelona vamos a acompañarte en una ruta para que descubras los rincones de Horta para que te dejes fascinar por este barrio tan pintoresco de Barcelona.

Qué ver en Horta

La Calle Aiguafreda

Es una calle formada por unas 32 casas por las que parece que no ha pasado el tiempo. La calle es conocida por ser donde las lavanderas de la zona lavaban la ropa de los señores de clase alta. Las casas fueron edificadas para dar cobijo a la clase obrera durante principios del siglo XX. Como era una zona rica en aguas subterráneas y famosa por sus rieras y pozos, muchas de las mujeres aprovecharon esos recursos para sacarse un dinero extra lavando la ropa, ya que el agua corriente no estaba muy extendida a principios de siglo. Todavía paseando por la calle podemos encontrar los pozos, de donde se extraía el agua necesaria y los restos de las zonas de lavado. Es, sin duda, una de las calles más bonitas y únicas de Barcelona.

Artículo relacionado: El laberinto de Horta

La Plaza Bacardi

barrios de barcelona

Es uno de los centros neurálgicos del barrio de Horta, desplazando cada vez más a la Plaza Ibiza como zona donde ir a hacer un vermut, jugar con los niños o simplemente descansar del ajetreo de la semana en un ambiente de plaza de pueblo. Debe su nombre al político Alejandro Bacardí, que fue el impulsor de la urbanización de la zona a partir de 1870 cuando todavía era un núcleo de muy baja población. Los terrenos donde está ubicada la plaza formaban parte de su propiedad y, por ello, acabó llamándose así.

Encajada entra las confluencias de la calle Sant Alexandre y Santa Amàlia, que pese a ser santificados no eran, ni mas ni menos, que el propio Alejandro Bacardí y su esposa, la plaza sigue manteniendo la esencia de lo que era el antiguo pueblo. En la plaza se han mantenido las antiguas casas y torres, muchas convertidas en bares y restaurantes donde degustar un vermut y unas bravas en sus terrazas una soleada mañana de domingo.

Artículo relacionado: Barrios cerca de la montaña en Barcelona

que visitar en el raval barcelona

La Calle Campoamor

Continuamos con nuestra ruta por Horta descubriendo la calle Campoamor, una de las calles más bonitas, señoriales e impresionantes de Horta y Barcelona. Antiguamente llamada Rambla Cortada por confluir en la masía Can Cortada (que ahora es un restaurante), la calle empezó a configurarse como zona de veraneo de las clases pudientes de Barcelona, por lo que empezaron a edificarse torres y casas señoriales dignas de la burguesía catalana.

En 1870 la epidemia de fiebres amarillas que asoló la ciudad condal hizo que muchos miembros de la clase alta se mudaran definitivamente a la calle Campoamor. Una torre de agua, situada tras el convento de las Dominicas, servía para llevarla a una fuente de la que se nutrían los vecinos en los tiempos en que el agua corriente no llegaba a todas las casas. En la parte alta nos encontramos con La Cruz de Horta, un crucero que marca el límite del barrio, justo al lado del Club de Tenis Horta fundado en 1910.

La parroquia de San Juan de Horta, de la que encontramos documentos que certifican su existencia desde 1095, marca el inicio de tan señorial calle en la zona baja. Ese ambiente de avenida ancha y señorial también se debe a los frondosos plataneros que se plantaron en 1908 y que sobreviven en su mayoría.

¿Nos recomiendas algún otro espacio de Horta para descubrir?

 

 

Rincones de Horta
4.2 (83.64%) 11 vote[s]

Acerca del autor

Jorge Copano

Licenciado en Audiovisuales, me encanta escribir, sobre todo de música, cine y todo lo relacionado con la cultura. Actualmente trabajo como redactor freelance y colaboro con ShBarcelona desde donde intentamos descubrirte nuevas visiones de Barcelona.

Leave a Comment