blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Lo que conviene saber

Cómo hacer tu propia cerveza artesanal en casa

preparar cerveza artesana, elaboración cerveza artesana, cómo hacer cerveza casera
Escrito por Laura C

¿Quieres hacer tu propia cerveza artesanal en casa? Aunque cada vez es más fácil encontrar bares y tiendas especializados en la venta de cervezas artesanales, no hay nada mejor que prepararlas en casa uno mismo. Tener que desplazarte a ese bar que tanto te gusta, perderte en esa tienda que es el paraíso de la cerveza o esperar a que celebren la fiesta de la cerveza artesana es algo que podrás remediar si aprendes a elaborar tu propia cerveza en casa. Por ello, en este artículo de ShBarcelona te explicamos todo lo que tienes que saber para la elaboración de cerveza artesanal casera.

Artículo relacionado: Ale&Hop: cerveza artesana y comida vegetariana en el Born

Cómo hacer cerveza casera

Foto de Fickmor vía VisualHunt

Si estás harto de tener que desplazarte a un bar especializado donde los precios de la cerveza acostumbran a ser altos, te interesará saber cómo hacer cerveza casera. Elaborando tu propia cerveza en casa descubrirás que puedes obtener muy buenos resultados con un alto rendimiento. Ahora bien, la inversión inicial en materiales e ingredientes no es precisamente barata. Eso sí, podrás fabricar tantos litros como te venga en gana, por lo que, a la larga, ahorrarás dinero.

Kit de cerveza artesanal

Lo primero que tienes que saber es que existen dos maneras de elaborar cerveza en casa. La primera es usando el kit de botes de malta preparada (también llamado kit de cerveza o kitbeer), que es el más sencillo de utilizar, el más barato y el que la mayoría de principiantes elige. Este método tiene la ventaja de que viene medio preparado, por lo que te saltarás la mayoría de pasos de la elaboración, interviniendo sólo en el proceso de fermentación. Esto hará que consigas una cerveza artesanal con menos personalidad.

La segunda, que es en la que nos vamos a centrar en este artículo, es el kit de elaboración de cerveza a partir del grano entero. Esta técnica supone un gasto de dinero más alto, pero te asegura que tú controlas todo el proceso de elaboración. Es decir, ésta es la forma auténtica y profesional. En internet encontrarás varias tiendas donde comprar ambos kits. En La Tienda del Cervecero venden todo lo necesario para las dos elaboraciones. Además, tienen un espacio outlet para adquirir materiales e ingredientes a mejores precios.

Artículo relacionado: Vinos a granel y cerveza artesana en l’Antiga Carboneria

Receta cerveza artesanal

Foto de Julio Cezar Winkler vía VisualHunt

Hay tantas recetas como cervezas existen. Por ello, lo primero que tendrás que hacer es decidir qué tipo de cerveza quieres preparar (Pale Ale, Wizen, Blond Ale, Ipa…) y buscar la receta concreta. En la página web de Cerveza Artesana venden kits completos para preparar recetas concretas. La receta que vamos a preparar en este artículo es de una English Pale Ale. Se trata de la típica cerveza que puedes encontrar en un pub inglés ¿Empezamos?

Ingredientes para 20 litros de cerveza artesanal

Malta: Pale Malt (5 kg), Crystal (0,5 kg), trigo laminado (0,5 kg)

Lúpulo: fuggles (100 gr)

Agua: 30 litros (agua mineral sin cloro)

Levadura: Safale 04

Azúcar: dextrosa (100 gr)

Materiales necesarios

Una olla de al menos 30 litros

Cuchara para remover

Un cubo con tapa para la fermentación

Termómetro

Botellas y chapas (a ser posible de color oscuro y preparadas para contener bebidas gasificadas)

Chapador

Artículos que debes comprar sí o sí en una tienda especializada: airlock (es una válvula para el cubo fermentador que permite la salida de CO2 manteniendo el oxígeno), serpentín (para enfriar el mosto lo antes posible), hidrómetro (para medir el alcohol producido).

Elaboración de la cerveza artesanal

Antes de empezar. Limpia y desinfecta el equipo que vas a utilizar. Hierve los utensilios y utiliza desinfectante siguiendo las indicaciones del fabricante.

Muele la malta. También la puedes comprar molida, pero ganarás aromas si lo haces tú mismo. Para ello necesitarás un molino de malta. Moler el grano no significa convertirlo en harina. Simplemente tienes que romperlo, conservando la cáscara, que te servirá posteriormente como filtrante.

Macerado. Pon a hervir el agua hasta 60º. A continuación, añade la malta y déjala cocer durante una hora a un máximo de 67º. Una vez finalizado el tiempo, separa la malta del agua.

Prepara la levadura. Mientras se cocina la malta, aprovecha para preparar la levadura. En el caso de la levadura seca, hay que rehidratarla. Para ello, prepara una taza de agua a 40º y añade la levadura. Deja que se hidrate durante 20 minutos. Si has comprado levadura líquida, se tiene que activar unas 3 horas antes de hervir el mosto. Para ello, sigue las indicaciones del envase.

Añade el lúpulo. Pon a hervir el mosto resultante y ve añadiendo el lúpulo en función del resultado que desees (amargor: 40 gr al inicio, sabor: 25 gr a los 30 minutos, aroma: 35 gr al final, 2 minutos antes de apagar el fuego).

Enfría el mosto. Tienes que enfriarlo a temperatura ambiente, a ser posible por debajo de 25º, y de la manera más rápida posible (por eso es importante el serpentín).

Foto de Bernt Rostad vía VisualHunt

Fermentación. Retira los restos de lúpulo del mosto, vierte el mosto en el cubo fermentador y añade agua hasta llegar a los 20 litros (que es la medida de la receta). Puedes ayudarte del hidrómetro para medir la cantidad de alcohol y saber cuánta agua debes añadir. Después, añade la levadura a la mezcla y coloca la tapa al cubo fermentador (si tienes la válvula airlock, es el momento de colocarla en el cubo). Coloca el cubo fermentador en un lugar fresco alejado de la luz solar (entre 18º y 25º). deja fermentar el mosto durante dos semanas.

Gasifica las botellas. El azúcar es lo que hará que las burbujas de CO2 queden atrapadas en las botellas. Para ello, tendrás que disolver el azúcar en agua caliente y dejar enfriar. La proporción de azúcar es de 5-7 gr por cada litro que quieras carbonatar. Una vez la disolución de azúcar esté fría, añádela al cubo de fermentación y remueve para que se mezcle.

Embotellamiento. Desinfecta la botellas. Rellena cada botella cuidadosamente. Coloca la chapa rápidamente con el chapador. Normalmente las botellas necesitarán dos semanas para carbonatar. Almacena las botellas en un sitio fresco alejado de la luz solar. Pon algunas de ellas en el refrigerador para el consumo inmediato. Espera unas horas y ¡disfruta!

Cursos de cerveza artesana

Si quieres profundizar más en la elaboración de esta bebida milenaria, te recomendamos que visites el Instituto de la Cerveza Artesana, en la calle Vilà i Vilà del barrio de Poble Sec. Ofrecen cursos para principiantes y para profesionales.

* Foto destacada de AdamChandler86 vía Visual Hunt

Ahora ya sabes cómo hacer tu propia cerveza artesanal. ¿Has probado ya esta receta? ¡Deja tu comentario!

Cómo hacer tu propia cerveza artesanal en casa
5 (100%) 3 vote[s]

Acerca del autor

Laura C

Apasionada por la cultura y viajera obstinada. Laura Carreras es redactora, guía turística y buscavidas a partes iguales. Como redactora, ha colaborado en diversos medios digitales y revistas impresas.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.