blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Empresas y startup

La historia de la Fàbrica Moritz, emblema de Barcelona

Adriana
Escrito por Adriana

Ya hemos citado la cerveza Moritz en varios artículos de este blog, pero no nos cansamos de hacerlo porque es un claro emblema de Barcelona y de una cultura gastronómica de alta calidad a un precio muy asequible. La comunicación y creatividad que rodean la marca Moritz es un ejemplo para otras muchas marcas de España y Europa, cosa que se añade a la calidad de sus cervezas y del menú que se sirve en la famosa Fábrica Moritz, en la Ronda de Sant Antoni de la Ciudad Condal.

CX2T0180Pero, ¿cuál es la historia de esta cerveza que ahora todo el mundo conoce y consume? Para conocerla debemos remontarnos al año 1851, cuando el fundador de la marca, Louis Moritz, llegó a Barcelona desde Pfaffenhofen, una localidad de Alsacia. 5 años más tarde Louis empezó a elaborar su propia cerveza casera en una fábrica situada en el portal de Santa Madrona, en el Raval. En 1864 se inaugura la sede de la fábrica en la Ronda Sant Antoni. A partir de ahí, la demanda de cerveza fue aumentando y el negocio creciendo hasta que el 1897 se inaugura la Cervecería Moritz. Dos años después de la muerte de Louis Moritz, en 1920, sus herederos crean la Fábrica de Cervezas Moritz S.A., una empresa que 8 años más tarde, en 1930 ya se ha apoderado del 34% del mercado de cerveza de Catalunya. A finales de la década tiene lugar la Guerra Civil Española, disminuyendo la producción notablemente, aunque ésta se recuperará posteriormente al final del conflicto bélico y el negocio quedará de nuevo reforzado.

En 1950 incluso se duplica la venta, la producción y los beneficios que genera la Fábrica Moritz. El negocio sigue creciendo sin parar, pero en los 70 llega la crisis del petróleo que afecta gravemente a varios sectores de la economía y los propietarios de Moritz deciden vender su parte del accionariado y cerrar la empresa en 1978.

No es hasta el año 2004 que la quinta y sexta generación de la familia Moritz decide reabrir el negocio y arrancar de nuevo, con un relanzamiento que hará historia en muchos sentidos. Quieren posicionarse como la “cerveza de Barcelona” y desbancar a la ya conocida y aceptada por todos los ciudadanos Estrella Damm. ¿Lo consiguen? Sí, y con creces. Nadie duda ahora, después de 10 años de este relanzamiento, que la cerveza Moritz es una marca estrechamente vinculada y enraizada en la ciudad de Barcelona. La marca Moritz está comprometida con la ciudad y decidida a potenciarla a través de eventos en sus barrios, patrocinios de eventos, así como en la recuperación del patrimonio arquitectónico y cultural de Barcelona (está presente ahora en el Centre Cultural del Born), en la remodelación del mítico Bar Velódromo, o en la propia recuperación de la Fábrica Moritz con un éxito espectacular.

En la puerta de la recién remodelada Fábrica se acumulan los clientes para conseguir una mesa, sea el día de la semana que sea, y poder probar algunas de sus excelentes tapas acompañadas de una cerveza Moritz fresquita y sin pasteurizar. Sin duda, un lugar que ShBarcelona te recomienda que visites durante tu estancia en Barcelona.

La historia de la Fàbrica Moritz, emblema de Barcelona
4.3 (86.67%) 3 vote[s]

Acerca del autor

Adriana

Adriana

Adriana es redactora, gestora de contenidos, Community Manager, diseñadora web, analista de medios y viajera empedernida.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.