blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Cocina española y catalana

Los mejores locales para comer calçots en Barcelona

Escrito por Damien

La tradición de comer calçots tiene más de un centenar de años. Desde que allá por finales del siglo XIX un campesino sobrecalentó unas cebollas y descubrió, tras retirar las capas más quemadas, que estaban tiernas y deliciosas, este plato se ha convertido en una de las especialidades culinarias de más calidad y particularidad de Cataluña. Se trata de una variedad de cebolla especialmente tradicional en el interior de Cataluña que se caracteriza por una larguísima raíz y un bastante pequeño diámetro, lo que hace que este pequeño bocado sea tan tierno y delicioso. Los calçots se consumen entre los últimos meses del invierno y el comienzo de la primavera. Se asan sobre una fuerte llama y, de este modo, quedan negros por fuera y tiernos por dentro. Estas famosas calçotadas suelen rematarse con un buen asado de carne.

Sin embargo, al ser un producto más típico del interior, hay que tener presente que si estamos en un apartamento alquiler Barcelona por días tendremos que desplazarnos para encontrar los mejores locales en los que degustar una buena calçotada y, a mayor desplazamiento, encontraremos restaurantes más particulares y típicos. En Esplugues de Llobregat, a unos 10 kilómetros de Barcelona, está El Fogonet D’Esplugues -Gaspar Fàbregas, 21-. El Fogonet es, para los expertos, uno de los lugares en los que mejores calçots y caracoles se pueden degustar. Litus, en Terrassa -Vinyals, 29-, o Torre de Conil, en Castellbisball -Ctra B 151-, son otros locales recomendables en el extrarradio de la capital catalana.

Si, pese a todo, preferimos no movernos mucho de la ciudad, en Can Carbonell podremos disfrutar no solo de unos excelentes calçots, sino también de la tradicional arquitectura catalana del siglo XIII con una preciosa masía que se encuentra en pleno parque Collserola, a apenas 15 minutos del centro de Barcelona. Acudiendo a Can Carbonell, si estamos en un alquiler por días Barcelona, realizaremos una excelente visita tanto gastronómica como cultural a la historia culinaria y arquitectónica catalana.

En el mismo nivel de Can Carbonell se encuentra Can Martí -Carrer de la Font del Mont, 4-, un lugar en el que la visita también vale por dos. Por una parte, la calçotada, con sus calçots y su parrillada correspondiente, es exquisita y, por otro, hay unas espectaculares vistas de la ciudad tanto de día como de noche. Asimismo, el Jardí de L’Apat -Carrer de Albert Llanas, 2- acompaña los deliciosos calçots de una espectacular terraza y de unas bonitas vistas de la capital, por lo que es otro lugar al que debemos acudir si deseamos comer unos calçots para aprovechar nuestro piso en alquiler por días en Barcelona.

 

¡Nota este artículo!

Acerca del autor

Damien

Originario de Francia, Damien ha hecho de España su hogar. Le encantan las lenguas, el aprendizaje, la comida y las startups.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.