blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Empresas y startup

Carlos Alonso, siempre es un buen momento para emprender

Adriana
Escrito por Adriana

La vida y el duro trabajo ha llevado a Carlos Alonso a convertirse en muchas cosas, entre ellas, en escritor, en conferenciante, en consultor de empresas y en coach profesional. ¿Su especialidad? Mejorar la comunicación interna y externa de empresas con su tarea como consultor, y asesorar y guiar las posibles reinvenciones laborales de profesionales de todos los sectores. Si estás pensando en crear una empresa, o tienes una empresa y quieres mejorar su comunicación, o bien piensas en cambiar de rumbo laboral, sus libros te ayudarán a establecer un método del proceso. Si estás establecido en Barcelona, descubrirás con esta entrevista que estás en un buen lugar…

Cuéntanos, ¿cuál es tu formación y trayectoria y cómo acabaste en la consultoría de empresas?

En total, llevo más de veinte años dedicados a esta apasionante disciplina. Tras haber pasado por una de las principales multinacionales de la publicidad en el mundo, en 1998 decidí crear mi propia agencia de comunicación, CA Comunicación. Desde ella ofrecemos un servicio integral a las pymes, con el fin de que puedan optimizar sus presupuestos en este concepto, sin necesidad de crear costosas estructuras internas y ayudándoles a focalizarse en acciones que creen valor añadido y tengan retornos interesantes. En realidad nuestro trabajo es el de desarrolladores de marcas.

¿Qué consejos le darías a un emprendedor para que la comunicación de su empresa “empiece bien”? ¿Y para que siga en la dirección correcta?

Las empresas tienen hoy dos grandes problemas en comunicación: el primero es que sus líderes no siempre comunican bien al interno hacia dónde van, cómo quieren lograrlo y qué esperan de cada colaborador. Creen que lo hacen, pero lo cierto es que las estadísticas demuestran lo contrario.

Y en segundo lugar, su comunicación externa falla porque no saben explicar claramente para qué son útiles a la sociedad y en qué son especialmente buenas. Ofreciendo en muchos casos más productos y servicios de las que sus propias marcas aguantan, baja dudosas consignas de diversificación de riesgos o de falsas oportunidades. Y tras esta recesión económica que hemos vivido, se ha hecho aún más bueno lo del refrán de: zapatero a tus zapatos.

Pero una marca fuerte se gesta desde el desarrollo de una buena imagen corporativa, la optimización del presupuesto y de la mano de profesionales adecuados, tanto internos como externos. La mezcla de estas tres variables hacen que las marcas se posicionen acorde con las posibilidades de sus productos y sus recursos. No hay más secretos. Pero para conseguirlo hay que perseguir la calidad y escuchar a los expertos.

A parte de tu tarea como consultor, en tus libros hablas sobre la reinvención de uno mismo, sobre todo a nivel profesional ¿Se contempla la posibilidad de fracaso en este proceso?

Efectivamente, mi otra vertiente profesional es la de escritor y conferenciante, actividad que también me apasiona y que comencé en 2008. En este sentido, la reinvención profesional es uno de mis temas estrella. Ésta es una mera adaptación a la realidad que vivimos y en la que se persigue buscarle sentido al trabajo. Y es que cualquier proceso de mejorar de una compañía pasa por el buen estado de las personas que la conforman y su compromiso con el proyecto. Sin éste, no hay ningún método de gestión que pueda triunfar.

El fracaso al que haces mención no tiene cabida si nos sentimos identificados con la misión de la compañía. El resto de cosas que se pueden hacer una empresa son mera técnica, pero si no contamos con las personas adecuadas, la gestión nunca será óptima. En el caso de un área funcional como la comunicación, tampoco puede ser de otra manera.

¿Crees que la crisis ha potenciado la creación de nuevos proyectos empresariales? Según tu punto de vista, ¿es un “boom” que acabará tocando techo en algún momento?

El que es emprendedor y tiene una buena idea no tiene en cuenta eso de si la crisis es un mal momento para emprender. Para él siempre es un buen momento porque confía en él y en que su proyecto e inspiración son los buenos.

También cabe recordar que empresas como la CNN, Microsoft,… se fundaron en tiempos de crisis. Lo que importan son las ideas y nuestro empuje personal. Cuando estamos en recesión sí que es cierto que es más difícil encontrar financiación, pero si uno desea abordar un proyecto de verdad, también supera ese obstáculo. Mi filosofía al respecto se resume en: querer es poder.

¿Es Barcelona una ciudad buena para iniciar nuevos proyectos y apostar por cambios de rumbo a nivel laboral?

Barcelona es una de las ciudades más atractivas del mundo para hacer negocios, no descubro nada en este sentido. Buenas comunicaciones, buena ubicación geográfica y, sobre todo, en Barcelona hay una cultura empresarial especialmente intensa durante los dos últimos siglos que la avalan.

De todas formas, pienso que la marca Barcelona se tendría que haber vendido mejor por parte de sus representantes políticos, yéndola a vender al extranjero mucho más de lo que se ha hecho. Y esa labor no pasa por abrir más oficinas comerciales sino por crear y mover lobbies, hacer presentaciones, poniendo facilidades para acudir a ferias… Queda mucho por hacer en este sentido y pienso que se captarían muchas  inversiones. En este sentido, cuando hablo con hombres de negocios holandeses, italianos o americanos, me doy especialmente cuenta de lo que nos queda aún por hacer en este sentido.

Por todo ello, Barcelona es un lugar ideal a nivel laboral y en plena expansión.

¿Qué tipo de personas acuden a ti y sueles asesorar?

Desde 1998 asesoramos en comunicación a todo tipo de empresas, pero estamos muy centrados en las pymes. Nuestro sistema de trabajo y filosofía hace que se sientan cómodos externalizando su comunicación, total o parcialmente. Por nuestra parte, hacemos todo lo posible para que nos vean como su propio departamento de comunicación y que perciban que nos desvivimos para que cada presupuesto genere el máximo retorno posible.

¿Hay algún caso concreto de empresa o empresario en el que sepas que has influido de forma determinante vuestro asesoramiento (esperamos que en muchos, claro)?

Nadie vuelve a contratar un servicio si no está contento con el que recibió previamente. De este modo, los elevados ratios de fidelización que tenemos demuestran la calidad y el compromiso con los que trabajamos. Pero contestando de manera más concreta a tu pregunta, recuerdo cómo en más de una ocasión hemos sugerido a algún cliente que mejorase su producto antes de empezar a hacer comunicación y que, pasado un tiempo, han vuelto a nosotros para encargarnos la campaña que inicialmente tenían en mente encargarnos.

En mi libro, “Las claves de la comunicación en la empresa”, también cito varios ejemplos en los que nuestro servicio tuvo excelentes resultados.

¡Nota este artículo!

Acerca del autor

Adriana

Adriana

Adriana es redactora, gestora de contenidos, Community Manager, diseñadora web, analista de medios y viajera empedernida.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.