blog shbarcelona català   blog shbarcelona français   blog shbarcelona english   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona russian   blog shbarcelona   blog shbarcelona   blog shbarcelona
Costumbres y tradiciones catalanas

La Señera: Historia de la bandera autonómica de Cataluña

señera historia, señera catalana, señera significado, señera definición, señera y estelada
Escrito por Laura C

La señera es la bandera de Cataluña. También llamada las cuatro barras (les quatre barres, en catalán), la señera constituye uno de los símbolos de identidad de la nación catalana. Su origen proviene del símbolo heráldico del linaje de los condes de Barcelona, del que se tiene constancia desde el año 1150. La tradición popular ha vinculado históricamente la creación de este símbolo a una leyenda medieval que se remonta al siglo IX. Si quieres conocer los orígenes históricos y legendarios de la señera, sigue leyendo. En este artículo de ShBarcelona te descubrimos la historia de la bandera autonómica de Cataluña.

Artículo relacionado: Curiosidades históricas de Barcelona que te sorprenderán

La leyenda de las cuatro barras de sangre

Foto de tetegil vía Visual Hunt

La leyenda que explica el origen de la señera se remonta al siglo IX, en tiempos de Wilfredo el Velloso (Guifré el Pilós, en catalán), que ha pasado a la historia como el primer conde de Barcelona según la tradición popular. La leyenda la encontramos recogida en el libro Segunda Parte de la Crónica General de España, escrita por Pere Antoni Beuter en el año 1551. La leyenda nos habla de la época en que el actual territorio que ocupa Cataluña estaba dividido en condados. Estos condados estaban gobernados por un conde, el cual debía pleitesía al rey franco, heredero del antiguo Imperio Carolingio que había constituido la llamada Marca Hispánica, un territorio que separaba los dominios cristianos, al norte, de los dominios musulmanes del sur, que ocupaban la mayor parte de la península Ibérica.

La leyenda nos cuenta que el rey franco pidió ayuda al condado de Barcelona para librar una batalla contra los normandos, que habían ocupado Francia. Wilfredo el Velloso, conde de Barcelona, ayudó a liberar el territorio francés, quedando gravemente herido en el campo de batalla. Cuando Wilfredo se recuperaba de las heridas en su tienda de campaña, cuenta la leyenda que el rey franco fue a visitarlo y le ofreció lo que quisiera como recompensa al valor mostrado en el campo de batalla. Wilfredo señaló su escudo, completamente dorado, y le pidió que le otorgara un símbolo para su escudo de armas. El rey franco, entonces, hundió sus cuatro dedos en la herida sangrante de Wilfredo y dibujó cuatro barras verticales con la sangre de Wilfredo en el escudo dorado.

Artículo relacionado: La leyenda de Sant Jordi

Origen histórico de la señera

Aunque el origen legendario de la creación de la señera es una historia conocida por todos los catalanes, no es más que un cuento sin ningún fundamento histórico. La primera representación que tenemos de la señera en forma de cuatro palos como símbolo heráldico del escudo de la casa de Barcelona, la encontramos en los sepulcros de la condesa Ermessenda y del conde Ramon Berenguer II, enterrados en la catedral de Girona. Aunque el número de franjas que acompañan a los sepulcros es superior a cuatro, la representación del escudo, con rayas rojas encima de un fondo amarillo, es un símbolo inequívoco de que ya entonces se representaba al casal de Barcelona con esta simbología. El número de barras rojas fijadas al número cuatro, la encontramos en un sello de cera del conde Ramon Berenguer IV, datado en el año 1150. A partir de este momento, el símbolo adquiere el aspecto actual, repitiéndose en los escudos posteriores. En el siglo XIV, el rey Pedro el Ceremonioso (Pere el Cerimoniós, en catalán) ordenó que el escudo de las cuatro barras se convirtiera en el símbolo heráldico de la dinastía. De este modo, con el paso de los siglos, acabó convirtiéndose en el símbolo de identidad de Cataluña.

Institucionalización de la señera

Foto de Joanjo Aguar Matoses vía Visual Hunt

Aunque la señera fue conocida como la bandera de Cataluña desde el siglo XIV, no se reivindicará como símbolo nacional hasta el siglo XIX. En esta época, el movimiento catalanista conocido como La Renaixença la tomará como bandera nacional de Cataluña. A partir de este momento, los gobiernos que se suceden, tanto el de la Mancomunitat de Cataluña como el de la Generalitat de Cataluña, la utilizarán como bandera oficial. La señera catalana fue ilegalizada durante las dictaduras de Primo de Rivera y del General Francisco Franco. La señera fue perseguida por ser un símbolo de identidad catalana, prohibiéndose su exhibición hasta el año 1979, momento en que se establece la democracia moderna. En la actualidad, se exhibe durante la Diada de Cataluña, fiesta nacional que se celebra el 11 de septiembre, junto con la bandera estelada, símbolo de la independencia de Cataluña.

Ahora ya sabes la historia de la señera. ¿Conoces otra bandera cuyos orígenes se remonten a la Edad Media? ¡Coméntalo!

La Señera: Historia de la bandera autonómica de Cataluña
4.1 (82.86%) 7 vote[s]

Acerca del autor

Laura C

Apasionada por la cultura y viajera obstinada. Laura Carreras es redactora, guía turística y buscavidas a partes iguales. Como redactora, ha colaborado en diversos medios digitales y revistas impresas.

2 Comentarios

  • La estelada no es la bandera de la que estais hablando en vuestro artículo. Ni siquiera es una bandera oficial. Por favor sustituyan la foto y pongan una de la bandera oficial de Cataluña que es la Señera.

    • Hola Antonio,

      En el último párrafo, que es en el que se menciona la estelada, es dónde añadimos la imagen de esta bandera, el resto de imágenes son imágenes de la Señera, la bandera oficial de Cataluña.

      Un saludo,

Responder a Olivia Gracia X

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.