FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

Todo lo que necesita saber sobre los pisos y casas de alquiler con terraza en Barcelona

El clima barcelonés es una bendición la mayor parte del año. Es uno de los grandes alicientes para los turistas que visitan la ciudad y uno de los puntos más importantes que hacen decidir a los expatriados escoger Barcelona como su hogar durante unos meses, años o para toda la vida. Barcelona disfruta de temperaturas agradables que son ideales para gozar del exterior. Por eso, los pisos con terrazas, muy abundantes en la Ciudad Condal, están muy solicitados, tanto por los turistas cómo por los autóctonos de la capital catalana. Si se busca alquilar un piso en Barcelona, uno de los requisitos de muchas personas es que tenga terraza, algo que los constructores de edificios en la Ciudad Condal tienen muy en cuenta. Lo habitual es que los pisos con terraza sean áticos, es decir, los pisos más altos, ya que de esa forma las terrazas pueden disponer de bonitas vistas despejadas. Pero no todos los pisos con terraza son áticos, ni todos los áticos tienen terraza. Existen terrazas para todos los gustos, algunas pequeñas, casi como un balcón, en las que cabe una pequeña mesita y dos sillas, y otras enormes, a veces más grandes que el propio piso. Las terrazas suelen servir para desayunar, comer o cenar, y en muchas de ellas se dispone de barbacoa de leña o carbón, en la que poder asar la carne tan deliciosa que nos brindan los mercados y tiendas de alimentación de la capital catalana. También sirven para tomar el sol, ese sol barcelonés que abrasa en primavera y verano y que relaja en otoño e invierno. Los niños también disfrutan de la terraza para sus juegos, y los animales domésticos hacen lo propio los numerosos días soleados.

Las ventajas de alquilar un piso con terraza en Barcelona

Las terrazas de los inmuebles barceloneses pueden encontrarse en los áticos, en los pisos intermedios o en los bajos. En Barcelona existen muchos bajos con terraza o jardín, un tipo de inmueble muy solicitado en el que se puede, si las dimensiones y la comunidad de propietarios lo permiten, incluso construir una piscina. Algunas terrazas en pisos de zonas adineradas de Barcelona, como el Front Marítim del Poblenou o Pedralbes, disponen de piscinas en áticos. Barcelona es una ciudad ideal para disfrutar de las terrazas por su espectacular y benéfico clima y, por ello, el panorama inmobiliario de la Ciudad Condal está plagado de inmuebles con esta característica tan deseada. Debe tenerse en cuenta que las terrazas y jardines son un plus muy solicitado, por tanto, los precios de estos pisos son un poco más elevados al resto y, en algunos casos en los que las terrazas están muy despejadas y disponen de vistas al mar, por ejemplo, los precios pueden elevarse considerablemente. Las terrazas en bajos y los jardines también está demandados y dependerá de su luminosidad, de su amplitud, de su privacidad y de la zona en la que se encuentra la casa, que su precio esté muy por encima del de otro inmueble en la zona que carezca de este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.