FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

Todo lo que necesitas saber sobre los pisos y casas de alquiler con piscina en Barcelona

Barcelona es una ciudad que tiene una temperatura ideal para disfrutar del aire libre. El clima mediterráneo que reina en esta bella ciudad catalana la hace perfecta para tomar el sol y, por qué no, para pegarse un chapuzón de vez en cuando. Aunque en la Ciudad Condal podemos disfrutar de unas playas excepcionales, algunas personas que deciden alquilar un piso en Barcelona prefieren hacerlo desde la piscina de su casa o comunidad de vecinos. Barcelona dispone de una gran oferta a este respecto, en el que entrarían inmuebles individuales, casas bajas, torres o casas unifamiliares con jardín y piscina privada, casas unifamiliares con piscina comunitaria, pisos con jardín o terraza con piscina privada o pisos con piscina comunitaria. En todos los casos, los precios del alquiler son más elevados, pero en el caso de poder disponer de una piscina privada, sólo para el inquilino, el precio sube, como es lógico, mucho más. No todas las zonas pueden ofrecer este tipo de inmuebles más exclusivos, por eso, los barrios en lo que es más común encontrar este tipo de producto inmobiliario son Pedralbes, en los que la mayoría de pisos disponen de zona comunitaria con piscina, algunos edificios de Les Corts, zonas residenciales como Vallcarca y els Penitents o La Font d’en Fargas y pisos de lujo con vistas al mar en El Front Marítim del Poblenou.

Las ventajas de alquilar un piso con piscina en Barcelona

Barcelona dispone de un clima excepcional para disfrutar de la piscina durante gran parte del año. Salvo algunas excepciones, generalmente desde principios de junio, incluso antes, hasta finales de septiembre, e incluso después, los baños en las piscinas de Barcelona son frecuentes. Estamos hablando de entre cuatro y cinco meses al año en los que podemos gozar de este elemento, con lo que, si nuestro presupuesto lo permite, sin duda será una gran inversión gastar un poco más en alquiler y escoger un inmueble con piscina. En caso de tener niños pequeños, será ideal que puedan disfrutar de la piscina tanto tiempo. Barcelona dispone de varias posibilidades a este respecto, los precios son más caros, pero en el caso de escoger un piso con piscina comunitaria, en Barcelona se pueden encontrar opciones relativamente asequibles. Las zonas residenciales son las que disponen de este tipo de pisos y casas con piscina, y en Barcelona podemos encontrar varias opciones. Por ejemplo, si nos gusta vivir en plena naturaleza, en una torre con piscina, en los barrios de Les Planes o Vallvidrera, en la sierra de Collserola, podemos encontrar opciones bastante económicas. Si tenemos un presupuesto más abultado, podemos optar por alquilar un piso en alguno de los edificios con zona comunitaria y piscina de Pedralbes, una de las zonas más exclusivas de Barcelona. Si nos gusta el lujo y, además de disfrutar de la piscina, nos encanta el mar, alquilar un piso con vistas al mar, acceso directo a la playa y piscina comunitaria o piscina privada en El Front Marítim del Poblenou sería una verdadera delicia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.