FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

Todo lo que necesitas saber sobre los pisos y casas de alquiler con mascota en Barcelona

Hoy en día muchas personas comparten su vida con animales de compañía que forman parte de su familia, un miembro más de vital importancia para la unidad familiar. Las mascotas nos aportan amor incondicional, diversión, compañía y actividad, ya que, en muchos casos, pasear al perro es la única actividad que realizan muchas personas. Por eso, cuando alguien decide alquilar un piso en Barcelona y tiene mascota, debe saber que hay propietarios que las admiten y otros que no. Por tanto, lo adecuado es informarse de esta cláusula, que debe aparecer en el contrato de arrendamiento, y de ese modo estar tranquilos al respecto. En caso de que se omita este dato, se debe indicar al propietario o a la agencia que en el piso también convivirá un animal de compañía. Generalmente, en los pisos que no están amueblados y los muebles los aporta el inquilino, no suele haber problemas al respecto, aunque, como decimos, es importante consultarlo previamente. En caso de que el piso esté amueblado puede surgir el conflicto, ya que las mascotas pueden dañar los muebles y los propietarios suelen poner por defecto que no se pueden tener animales de compañía. De todos modos, aunque exista la cláusula en el contrato, podemos intentar negociar con la propiedad para que permitan que nuestro amigo peludo viva en el apartamento. A pesar de todo esto, la verdad es que Barcelona es una ciudad en la que gran parte de la población convive con animales domésticos, con lo que está muy normalizado que cualquiera pueda tener un perro, un gato o alguna otra mascota. Por ese motivo, los propietarios suelen ser permisivos y admitir que, en el momento de alquilar un piso o durante el periódico de alquiler, una persona, pareja o familia pueda tener o adquirir una mascota.

Las ventajas de alquilar un piso con mascota en Barcelona

Alquilar un piso con mascota en Barcelona es mucho más sencillo de lo que parece. Barcelona se ha declarado ciudad amiga de los animales, y muchos ciudadanos en la capital catalana disfrutan de la compañía de un animal doméstico. Si usted quiere alquilar un piso en la Ciudad Condal y tiene mascota, o quiere alquilar un inmueble con la intención de adquirir un animal de compañía durante el periodo de alquiler, no se preocupe. Lo único que tiene que hacer es consultar si existe alguna cláusula en la que se indique claramente que no se admiten animales de compañía. En caso contrario, comunique a la propiedad que tiene una mascota, o su intención de adquirir una posteriormente durante el periódico de alquiler. Barcelona es una ciudad ideal para tener mascota, ya que existen muchos parques para poder pasearlos o zonas habilitadas para que el animal haga sus necesidades. Es importante tener en cuenta que las mascotas deben ir siempre con correa, aunque estén en una zona forestal, y deben estar censados. En caso de que se trate de un perro de raza catalogada como peligrosa o de que el animal sea nervioso o agresivo, este debe llevar, además, bozal.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.