FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

¿Por qué alquilar un piso en el barrio de El Carmel, Barcelona?

El barrio de El Carmel es uno de los barrios más populares de Barcelona, en gran medida gracias a sus empinadas calles y a sus inicios como barrio obrero, con un vecindario de clase trabajadora bien avenido. El Carmel está situado en las laderas del monte Carmelo y ha conseguido urbanizarse en un territorio complejo urbanísticamente hablando. Sus primeros moradores edificaron muchos de los inmuebles, la mayoría casas bajas con patio, con sus propias manos, con una falta completa de normativas urbanísticas. Eso ha creado un barrio con mucha diversidad de inmuebles, por lo general sencillos. La complejidad de sus calles, casi todas empinadas, lo han destinado a perfiles más bien jóvenes, aunque existe un gran número de personas mayores viviendo en la zona. Si está pensando en alquilar un piso en el distrito de Horta-Guinardó y busca un barrio tranquilo y asequible, El Carmel es una excelente opción.

Descubra el barrio de El Carmel con ShBarcelona

El barrio de El Carmel es un ejemplo de la Barcelona que acogió a la numerosa inmigración de otras comunidades autónomas a la catalana, que se originó a mediados del siglo XX. Anteriormente a esto, la zona tenia un marcado carácter rural, lleno de zonas destinadas para la agricultura y algunas casas de veraneo de la burguesía barcelonesa. Con el proceso migratorio se inició el cambio del barrio, proliferando las barracas, las autoconstrucciones y, posteriormente, los bloques de pisos destinados a la creciente demanda de nuevos residentes. Por todo ello, el destino de El Carmel ha sido el de convertirse en un barrio de clase obrera, tranquilo y un poco desconectado del centro de la Ciudad Condal. A finales del siglo XX y principios del XXI, el barrio sufrió otra importante transformación al construirse una línea de metro que lo comunicaba con otras zonas de la capital catalana. Además, poco a poco se han ido añadiendo diversas líneas de autobús que han convertido al barrio en uno de los más demandados para los que buscan alquilar un piso en Barcelona en una zona asequible. Y es que el barrio de El Carmel también tiene ventajas. Por un lado, la mayoría de los inmuebles disponen de unas vistas privilegiadas a Ciudad Condal y al mar. Además, es una de las zonas de Barcelona menos contaminadas, en gran medida por encontrarse elevado con respecto al nivel del mar, cercano a la montaña de Collserola y en pleno corazón del monte Carmelo. Los pisos que encontramos son sencillos, de medida media o apartamentos más pequeños. También podemos encontrar inmuebles unifamiliares, generalmente con patio o jardín.

Qué ver en el barrio de El Carmel, Barcelona

Una de las cosas que no nos podemos perder en el barrio de El Carmel es el Santuario de Nuestra Señora del Monte de Carmelo, situada en el parque del Carmelo, que se inauguró en 1860. También existe un interesante monumento a las Brigadas Internaciones que lucharon en la Guerra Civil Española, situada en la Rambla del Carmelo y llamada David y Goliat.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.