FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

¿Por qué alquilar un piso en el barrio de El Coll, Barcelona?

El barrio de El Coll es uno de los barrios pertenecientes al amplio distrito de Gracia. Se trata de un barrio que fue construyéndose salvando los montículos del monte Carmelo y el Parque Güell, erigiendo edificios en una zona geográficamente compleja, llena de cuestas. La densidad de población del barrio es bastante alta, sus calles estrechas y empinadas, con un marcado fin residencial. El Coll no dispone de muchos servicios, pero sí ha mejorado mucho su comunicación con otras zonas de Barcelona, creando líneas de autobús y paradas de metro de relativa reciente construcción, que dotan al barrio de una buena red de transporte público. Otro aliciente del barrio son sus excelentes vistas y sus amplias zonas verdes, siendo flanqueado por dos parques de extraordinaria relevancia, como son el Parque Güell y el Parque de la Creueta del Coll. Si lo que busca es alquilar una casa en una zona muy tranquila, rodeada de espacios verdes, con precios asumibles y un eminente carácter familiar, El Coll puede ser una alternativa a valorar.

Descubra el barrio de El Coll con ShBarcelona

El barrio de El Coll dispone de unos precios asequibles en comparación con otros barrios del distrito de Gracia, siendo probablemente el más económico de todos ellos. Los pisos que puede encontrar aquí son de medida estándar o más bien pequeños, con lo que son ideales para estudiantes o jóvenes que se plantean independizarse y buscan un barrio tranquilo y barato para ello. También es ideal para familias, ya que, a pesar de no disponer de muchos servicios, tiene los básicos para no necesitar desplazarse a otras zonas vecinas. No faltan supermercados y pequeñas tiendas de alimentación, panaderías y algún que otro bar y restaurante. En la calle Santuarios, además, existe un pequeño reducto de comercios entre los que se encuentran tiendas de moda, zapaterías, peluquerías y un centro cívico. También dispone de colegios, con lo que las familias están cubiertas en este sentido. Los parques son otros alicientes para el barrio, espacios tranquilos que se llenan de niños a la hora de salir de la escuela. El parque Güell es uno de ellos, que descubre su lado más salvaje y forestal en la zona de El Coll, ideal para practicar deporte y pasear al perro. El Parque de la Creueta del Coll, por el contrario, es perfecto para que los niños jueguen en la zona infantil y los adolescentes se reúnan para jugar al baloncesto, al fútbol o al ping pong. Los ancianos, cuya población es numerosa a pesar de las cuestas del barrio, se reúnen en los parques para charlar y jugar a la petanca.

Qué ver en el barrio del Coll, Barcelona

Sin duda, lo más interesante del barrio son sus parques urbanos, ambos tranquilos y llenos de runners, familias con niños y personas mayores paseando. Otros alicientes de la zona son la Iglesia de Nuestra Señora del Coll, del siglo XI, la Finca Sant Salvador, una de las primeras obras del modernismo catalán y hoy convertida en museo, la Torre de Sant Jordi y la Fuente de Sant Salvador de Horta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.