FILTROS
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Precio/Mes
0 Hasta 0
Mapa Barrios Mapa Barrios Sants Montjuïc Les Corts Eixample Sarrià - Sant Gervasi Ciutat Vella Sant Martí Gràcia HortaGuinardo SantAndreu NouBarris L'Hospitalet de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Just Desvern Sant Cugat del Vallès Cerdanyola del Vallès Montcada i Reixacs Sant Adrià del Besòs Santa Coloma de Gramenet
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
- +
M2
0 Hasta 0
abrir Búsqueda avanzada
Recibir alertas
FILTROS
Mostrar mapa
Ocultar mapa
Dibuja tu area de pisos
subir

Todo lo que necesitas saber sobre los pisos y casas de alquiler con 3 habitaciones en Barcelona

Barcelona es una ciudad muy completa e ideal para cualquier familia que decida instalarse en ella. Su seguridad, tranquilidad, sus amplias zonas de ocio, sus playas y parques, su clima… todo ello la hace maravillosa para que los niños y los adultos disfruten de una de las ciudades más bellas de la cuenca mediterránea. Uno de los inmuebles más demandados para las familias que se trasladan a vivir a Barcelona, o para las parejas que quieren formar una familia, son los pisos de tres habitaciones. Este tipo de inmuebles, ideales para una familia, son los más comunes en la capital catalana. Las casas de tres habitaciones son perfectas para un núcleo familiar muy común en España, ya que las familias con uno o dos hijos son las más habituales. Los pisos de tres dormitorios están disponibles en cualquier zona de la ciudad y son perfectos para que, en caso de tener dos hijos o de que se tenga intención de ampliar la familia, cada uno de ellos dispongan de la intimidad que proporciona su propia habitación. Un inmueble de este tipo ya empieza a ser planteado como una vivienda a largo plazo, ya que suele destinarse a las futuras familias. La vivienda promedio de la ciudad de Barcelona es un piso de 3 habitaciones, de entre 80 a 90 metros cuadrados, en una finca con ascensor. La gran mayoría de familias barcelonesas viven en una casa de estas características, con lo que no tendrá ningún problema en encontrar un piso así en cualquier barrio de la ciudad, y dependerá de la zona escogida, que el gasto mensual sea más elevado o menos. Teniendo en cuenta esto, un piso de tres habitaciones en el barrio de Ciutat Meridiana será mucho más económico que uno de tres habitaciones y los mismos metros cuadrados en Sarrià, por ejemplo.

Las ventajas de alquilar un piso con 3 habitaciones en Barcelona

Si su intención es vivir en Barcelona una larga temporada, escoger un piso de estas características será la mejor opción. Si lo que pretende es formar una familia en la Ciudad Condal, un piso de tres habitaciones logrará que, en caso de tener una familia promedio, que generalmente es de un máximo de 2 hijos, cada niño tenga su propia habitación para que, cuando crezca, tenga intimidad. Por otro lado, un piso de tres habitaciones también puede ser ideal para una familia de un hijo, y así el otro dormitorio puede servir de despacho, zona de estudios, de juegos o como trastero. Está claro que, como comentábamos anteriormente, el espacio nunca sobra, por este motivo, personas solas o parejas que no quieran tener hijos pueden disfrutar de pisos de 3 habitaciones, y las familias de tres o cuatro hijos pueden convivir perfectamente en pisos de tres habitaciones, ya que compartir dormitorio también puede ser muy divertido. Si ha escogido la capital catalana como su nuevo hogar, y ha decidido alquilar un piso en Barcelona, verá que podrá disfrutar de una de las ciudades más idóneas para vivir en familia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.